Archivar en 2019

Corrigiendo el adulterio

No es extraño que el adulterio tenga tantos adeptos, muchos buscan el placer sin pacto. Los hay los que lo usan como un medio para obtener recursos. Otros lo usan como un medio de venganza y aún de despecho. En este artículo les hablaré sobre algunos personajes de la Biblia que dejan interesantes enseñanzas al respecto. Todos ellos tenían intereses y motivaciones diferentes. Pero solo dos de ellos tenían claro su camino, lo cual les daría la victoria y quedarían en la historia como ejemplos para muchos.

En varios pasajes de la Biblia encontramos a los actores que nos ayudarán a comprender todo el concepto de mi articulo: Corrigiendo el adulterio. El primero en escena es Saúl, el primer rey de Israel; luego David, el segundo rey de Israel; seguidos por Mical, la hija de Saúl; Abigail, la viuda de Nabal y por último Abner, general del ejército del rey Saúl. Leer sobre ellos me ha resultado enriquecedor. Al leerlos descubres que en todas las familias existen estos personajes pero con otros nombres.

El poder demanda responsabilidad.

Todo comienza con la llegada de Saúl al trono de Israel. Nombrado, respaldado o ungido por Dios, Saúl comienza a reinar pero poco tiempo tardo en cometer su gran error: no obedecer a Dios.

Cuando Saúl tuvo la oportunidad de mostrar obediencia a Dios se dejó seducir por su codicia, ganándose con esto el perder el respaldo de Dios. Saúl fue notificado del rechazo de Dios por medio del profeta Samuel, a quien ya se le había encargado ungir a otro hombre como rey de Israel. Ese hombre sería David de Belén. Pero Samuel pudo caer en un error al ungir a otro rey desobediente, dejándose llevar por aspectos externos. Guiado por Dios y aunque ante Samuel desfilaron todos los hijos de Isaí, Dios ya se había escogido a David, un joven conforme al corazon de Dios y fue ungido rey.

David llego a emparentar con Saúl al convertirse en esposo de su hija Mical, pero esta situación no cambio los sentimientos de Saúl por David, quien celoso de la preferencia de Dios por su yerno, no dejo de pensar en la forma de terminar con la vida del esposo de su hija.

La vida de una persona desordenada terminará por afectar a los que vienen tras él en la vida. Saúl jamas se detuvo a pensar que su desobediencia fue la causa de la decisión de Dios, Saúl culpo a David y con esto condenó a su hija. Pero esto no fue suficiente, los desaciertos de Saúl continuarían hasta terminar en tragedia.

La vida de una persona desordenada terminará por afectar a los que vienen tras él en la vida. Clic para tuitear

Y Samuel dijo ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros… Por cuanto tú desechaste la Palabra de Jehová, Él tambien te ha desechado para que no seas rey.


 1 Samuel 15:22-23 Reina Valera 1960

Los hijos de Dios somos los que le obedecemos

David se vio acosado por Saúl, al extremo de tener que huir para salvar su vida. Ayudado por su esposa Mical, David huye de Israel y con esto da inicio su preparación para ser rey de Israel. Una característica de los hijos de Dios es que nadie tiene que cuidarse las espaldas de nosotros y David le mostro a Saúl que era un hombre íntegro. David tuvo que razonar: si Dios ungió a Saúl y luego me ungió a mí, pero Saúl sigue vivo… Quiere decir que Dios Todopoderoso tiene planes que no debo entorpecer. David sabía que él era el siguiente monarca de Israel, pero no cayó en desespero y tampoco actúo como un personaje común, siempre actuó como el rey que Dios dijo que era.

Abigail, una mujer inteligente y hermosa, esposa de Nabal, un hombre necio tal y como su nómbrelo indica. Él era del linaje de Caleb y vivía en la herencia de este, pero no poseía el espiritu ni la sabiduria de su ancestro. Abigail y David cruzan sus caminos, evitando con este encuentro una masacre causada por la falta de sabiduria de Nabal. No puedo evitar imaginar el encuentro de David con Abigail, la admiración fue mutua. Pero tambien el temor de Dios. Abigail sabía que tenía frente a sí al futuro rey de Israel, al ungido de Dios. Las palabras de David al despedirse de Abigail nos dan motivos para pensar la admiración de este por la esposa de Nabal.

La reverencia y la honra mostrada por Abigail nos hablan de la admiración que ella sentía por el futuro monarca. Cito a Abigail pues ella enseña que aun cuando el cónyuge sea de lo peor, los pactos matrimoniales deben cumplirse de forma responsable y comprometida. Esta mujer salvo la vida de su necio esposo, pero Dios tenía planes muy diferentes para ella y para Nabal. Abigail no forzó nada, la voluntad de Dios en su vida se hizo.

Y levantándose luego Abigail con cinco doncellas que le servían, monto en un asno y siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer.


1 Samuel 25:42 Reina Valera 1960

Dios se provee los medios

Dios es soberano, pero respetuoso. Y Él pretende nuestra adoración para que nada nos distraiga de nuestro camino a sus bendiciones. Miles de personas se ven privadas de sus bendiciones porque le llaman bendición a los placeres. Por eso Dios repite que no quiere que seamos idolatras, insistentemente.

Cuando David huye de la presencia de Saúl, muchos se sienten derrotados. Ser gobernados por un rey déspota e injusto es algo que a nadie le gusta y Saúl era eso. Con su escapada David desconcierta a todos los que sabían que era el nuevo ungido. Pero David no huye por temor a Saúl, huye por temor a Dios, para no cometer un error, para no estorbar los planes de Dios. Dios está buscando hombres (y mujeres) valientes, y obedientes.

Dios te usara a ti y te pondrá en contacto con personas como tú. David tuvo en Abner un enemigo, por un tiempo, posteriormente sería un fiel aliado. Cuando somos valientes y obedientes nos convertimos en los medios de Dios. El Señor siempre tiene valientes en sus filas, si no vas tú, otro lo hará. Dios controla cada circunstancia y se proveerá las personas y los medios.

Entonces dijo Mardoqueo que respondieran a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judío; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?


Esther 3:13-14 Reina Valera 1960

La estrategia de los hijos de Dios

Con Dios las cosas son de lo más sencillo y aunque usaré unas cuantas palabras más, todo se resume a obediencia. Si. Obediencia es la clave. David tenía el coraje, la valentía, la fuerza de la juventud y tambien era sabio y cauto. ¿Cuántas veces David sintió dentro de su ser esa fuerza que lo llevo a derrotar a Goliat? Esa misma fuerza que nos hace cometer errores tremendos. Saúl acosaba y humillaba a David pero él sabía dominar su carne y aunque alguna vez sucumbió a ella, la constante en él fue la templanza y obediencia a Dios.

Enfrentando a Goliat se tenía que ir a la batalla, Dios quería mostrar que el valor no es cuestión de fuerza física sino de comunión y confianza en Él. Enfrentando a Saúl, Dios quería mostrarnos que sus victorias se las da a los que respetamos su Palabra. Y David espeto la vida de alguien que no respetaba la suya, porque confiaba en Dios.

Y mira, padre mío, mira l orilla de tu manto en mi mano; porque yo corte la orilla de tu manto y no te maté. Conoce, pues, y ve que no hay ni traición en mi mano, ni he pecado contra ti; si embrago, tú andas a caza de mi vida para quitármela.


1 Samuel 24:11 Reina Valera 1960

Respiro y liberación

Dios no se equivocó con Saúl, fue Saúl el que se equivocó con Dios al ser desobediente. Y David lo pensó en sus largas horas de exilio, allá en su cueva. David tuvo suficiente tiempo para hacerse la pregunta más importante que todo cristiano debe hacerse en su tribulación ¿Qué desea Dios que haga en este instante? David tuvo tiempo para darse todas las respuestas que esa pregunta requería.

David, sin escuchar el consejo humano, en lugar de aliarse con el enemigo de Israel para derrocar a Saúl y llegar al trono por sus medios, fue más sabio. Él decidió aliarse con los Filisteos, pero luchando contra otras tribus. David se hizo fuerte y más sabio, se ganó el respeto de las tribus enemigas. David preparaba el camino a su reinado, en el tiempo de Dios y no en el de él. El hombre conforme al corazon de Dios ya estaba librando batallas contra el enemigo, se tomó muy en serio el ser el ungido de Dios, aunque aún no tenía el reino. ¿Te fijas en ese detalle? Eso es tener fe.

En este tiempo, en que nuestro cónyuge se entrega a sus delitos y pecados, debemos de ir corrigiendo al adulterio. El adulterio campea en nuestras familias e iglesias. Incluso muchos de los que hoy batallan contra la infidelidad en sus propios matrimonios, felicitan a sus parientes y amigos, incluso a pastores, cuando estos se unen en matrimonios fraudulentos, después de abandonar a sus cónyuges de pacto.

Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido.


Isaías 2:12 Reina Valera 1960

El mensaje de David

Cuando Saúl es asesinado junto a su hijo Jonatán, vino el tiempo de David. Uno de los dos puntos importantes a resaltar de este suceso fue la actitud de David al recibir la noticia de boca del que había llevado la noticia de la ejecución del rey y el príncipe, pues el mismo mensajero declaro haberlo matado. A pesar de que Saúl había irrespetado de mil maneras a David, él respetó siempre a su suegro porque fue el elegido de Dios. Repito, no fue Dios el que se equivocó con Saúl, fue el desdichado Saúl el que no supo entender lo que Dios esperaba de él.

Cuando David es informado de la muerte de Saúl ordena que sea ejecutado el mensajero, pues su crimen confeso fue en contra del rey, el ungido de Dios. Esta situación me hace pensar en todas aquellas personas que ante el pecado constante de su cónyuge, creen tener el derecho de hacer lo mismo. Tenemos que aprender de David esta gran lección.

No fue Dios el que se equivocó con Saúl, fue el desdichado Saúl el que no supo entender lo que Dios esperaba de él. Clic para tuitear

El otro punto importante es que con la muerte de Saúl seguía una forma de resistencia encabezada por un hijo de Saúl. Is-boset quería el trono para sí, ignorando o contradiciendo los deseos de Dios. David avanzo y reino sobre una parte del pueblo y siguió esperando en Dios pero actuando con valentía y obediencia. Abner se convierte entonces en el medio que Dios utilizaría para darle el total control a David. Por situaciones ajenas a David, Abner e Is-boset se distancian y Abner entrega el resto del pueblo a David. Es ahí donde viene la otra lección del rey David.

Y David iba adelantado y creciendo, y Jehová de los ejércitos estaba con él.


1 Crónicas 11:9 Reina Valera 1960

David pide a Abner y a Is-boset que le sea devuelta su esposa Mical. Saúl había entregado su hija a Paltiel por esposa, como una forma de humillación para David. Con esa unión Saúl vuelve a errar, ahora introduce el adulterio a su familia, condenando a su hija. Abner lleva a Mical ante David aunque había resistencia de Mical y Paltiel. Yo estoy seguro que David no albergaba rencores ni contra Mical ni contra Paltiel. Los motivos del nuevo rey eran muy diferentes a los que muchos podemos pensar. David, como el hombre conforme al corazon de Dios que fue, quiso arreglar lo que su antecesor hizo mal. David estaba, con ese acto, corrigiendo el adulterio.


¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.